14 septiembre 2013

Recuperación

He estado enferma estos últimos meses, poco a poco me siento más sana y con más ánimos. No puedo permitirme pasar por más emociones negativas fuertes, hace 2 semanas el cardiólogo me dio un diagnóstico que supongo es bueno, aún así ocupo un holter y otros estudios que ni siquiera se cómo funcionan. Logré entrar a un gimnasio y ahora en vez de recuperarme de algo malo, mis músculos sufren con ácido láctico y creo que eso es bueno.





Quisiera imaginarme como Candy pero he descubierto que no soy superwoman y hay muchas cosas con las que no puedo, especialmente con mis propios ánimos. He dejado los videojuegos y la mayoría de mis hobbies por lo que yo creo es un bien mayor o un cambio de escenario, ya no quiero vestir ostentosa, no quiero ver a mis amigos sufrir por cosas en las que me es imposible ayudar, no me siento sola pero a la vez me siento tan alienada y ermitaña como siempre. Digo.. estaba en la primaria y convivía más con mis profesoras que con los niños... esa falta de compatibilidad me llevó a una vida donde me sentía increíblemente agradecida por cualquier muestra de amistad, como si no lo mereciera, como si tuviera que tener las mismas aficiones y gustos que los demás para pertenecer a la misma sopa. Como si yo fuera inmadura solo porque no he "vivido" lo que los demás.

Y todo lo agradecía infinitamente, solo era capaz de devolver el afecto a través de cartas, pequeños regalos o lo que mi pequeño presupuesto permitiera, ya que con palabras siempre he sido atroz. Tantos años he pasado sin conversar con gente real que mi capacidad de hablar no está bien desarrollada, digo todo sin que lo pidan y me asusto ante la posibilidad de que quizás la otra persona fuera ofendida por mi falta de hilaridad en mis palabras, por no dejar claro hasta el último detalle o no explicar mis intenciones desde un inicio. Temo más el lastimar a alguien que cualquier cosa que pudiera sentir y el no poder arreglar alguna cuestión me hace sentir inútil como persona.

Quiero un corazón limpio, pero la vida me trata como si eso fuera un problema, como si yo no pudiera ser yo, como si ser como lucho por ser es algo falso o irreal, como si no fuera parte de mi destino, como si no se me permitiera cometer errores y luego corregirlos porque si Saraí se equivoca es el fin del mundo y no hubiera vuelta atrás. Encima esto me vuelve incompatible con la mayoría de la gente.

Cuando quiero hablar lo que realmente siento siempre quedo al borde de las lágrimas y mejor callo que no quiero preocupar a alguien más. No hay sentido en que me digan "pues has esto o aquello", solo ocupo que alguien me comprenda y no me vea como defectuosa simplemente porque la gente allá afuera no es así.  No me pueden valer mis amigos, no me puede valer la vida ni el mundo, ni la injusticia ni la falta de verdad.

Eso es todo por hoy :(


4 comentarios:

  1. te entiendo.
    yo tampoco puedo decirle mis cosas a las personas por no preocuparlas. En mi caso, me siento rechazada y extraña incluso con mis amigos y con el unicp que me escucha me siento mal de que el cargue con lo mio.
    te entiendo en varios aspectos de lo que has dicho porque civi algo similar.
    Animo :)

    ResponderEliminar
  2. Mejórate pronto... y creo que muchas coincidimos en estas sensaciones...

    Pero supongo que uno aprende a vivir de la mejor manera con ellas.

    ResponderEliminar
  3. Espero no resulte grave lo de tu corazón, suena a algo serio.

    Yo creo que con algo tan simple como escuchar ya estamos ayudando a nuestros amigos cuando tienen un problema, seguro lo has hecho alguna vez. El hecho de que les hagamos saber que nos importan, aunque claro que uno no le puede resolver los problemas a nadie, eso es normal.

    Creo que pasé por algunas cosas de las que mencionas, algunas cosas me esforcé por cambiarlas, otras se dieron con la edad y la experiencia. Pero creo que todo me fué para bien.

    Es una buena forma desahogarse por este medio, siempre ayuda hablar de lo que sentimos.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta seguir tu blog y conocerte un poquito más :)

    Vaya, cualquier tema respecto a la salud es muy delicado, espero te cuides mucho y todo salga bien :)

    Saludos Saraí, espero que todo mejore ^_^

    Yo sé que decir ánimo es mucho más fácil que realizarlo, yo misma no me siento animada ahora :( Pero el ánimo y esas pequeñas cosas que nos hacen sonreír, suceden, después de desearlas con toda el alma, o en cualquier lugar cuando menos lo esperamos...

    ResponderEliminar

Comentarios bienvenidos! :)