20 julio 2018

¿Por qué es tan poco popular el té?


Como persona convertida a las bondades, sabor y magia del té puro (verdadero, medicinal, herbal, tisanas, etc.) y con puro me refiero a: sin leche y sin endulzantes, me es muy difícil encontrarlo fuera de mi casa.

Al inicio me parecía muy extraño, quizás era que tenía mala suerte, quizás no era temporada de té (?? ??), ¿quizás tenía otro nombre? (Ej. Delicia de hoja infusionada en agua de manantial, llevada a ebullición por sublimación de producto mineral). Era muy joven yo, pues.

Mis primeros encuentros del tercer tipo con este tipo de fenomenología se podían describir en la siguiente conversación:

Yo: ¿Para tomar qué tiene?
-Sodas, aguas frescas y té.
Yo:-¿El té de qué es?
-Uhh bueno señorita, tengo de durazno y limón.

Confused black guy

Yo: Uh, ¿es dulce?, ¿es negro? o ¿verde?
El mesero con una cara de impaciencia: es Fuze tea.
Yo: ¿Tiene agua natural?
-Por el momento no tenemos, nadie nos había pedido antes…















Y así sucesivamente, una y otra vez. Cuando tengo suerte tienen té MOormick de limón, manzanilla, hierbabuena o manzana canela. En los restaurantes japoneses casi siempre tienen verde. En los cafés más comunes encuentro versiones sencillas al mismo precio del café. Ej. En D’volada donde ahorita estoy escribiendo este post, el té de 16oz. está a 45 pesos (como referencia un chocolate con leche cuesta $48.00). No veo la fuente pero probablemente sea Stash o de hoja suelta medio genérico. Hay otros lugares como el Maya Java, Velvet, etc. que si tienen tés variados y ricos, pero son excepción a la regla.

En casa a cada visitante, a menudo siempre ofrezco té. Tenemos muchísimas variedades. Pero 8/10 veces me piden leche, azúcar, miel o hielos antes de probarlo. Mi pensamiento interno siempre es: –

Al menos dale una probadita purooo, te va a encantaaaaar ”. (QUE OJO, aunque le echen la lata entera de lecherita, me encanta ofrecerles té.)

Yo recuerdo mis pensamientos de adolescencia: “¿Té? no gracias”. Porque la única experiencia que tenía de tomar té eran medicinales mexicanos que te purgaban el alma de amargos. De probar en probar de tés dulces a a amargos bien preparados me fui sensibilizando. Hoy en día es mi bebida favorita, tanto así que me encantaría tener un negocio  “casa de té” para compartir su magia y sabor.

Definitivamente el gusto por el té es adquirido, tal como el gusto por el vino y la cerveza. Me encanta compartirlo con mis amigos y familia, me encanta tomarlo a diario, probar nuevas variedades y técnicas para prepararlo, disfrutar su aroma y hasta sentir que estoy tomando tierra mojada (como con el Pu’er por ejemplo).

Mi post es en exhortación y divagación (emoji de risa con lágrimas) a los lugares especializados de café o restaurantes, para que pudieran tener mayor variedad o siquiera la opción de bebidas no endulzadas como el té. Un buen té verde frío es muy barato de producir y se almacena muy bien.

Pienso que ganarían más clientes como mi familia, mi esposo y yo. A menudo no salimos a comer por las limitadas y a veces pésimas opciones de bebidas que ofrecen los restaurantes (y si pides agua te traen una embotellada, negándote un vaso con agua).

Muy a menudo escucho comentarios en defensa de mis quejas y en argumentos para prolongar la desvalorización del té tipo:
  1. Es que NADIE toma bebidas sin azúcar, tú eres la rara. (Y el agua qué??? image)
  2. Es que hace mucho calor, nadie quiere algo caliente en tiempo de calor y hacerlo con hielos es difícil. (Pero veo que en el menú hay Iced coffee? image)
  3. Es que están bien malitos.
  4. -Yo si tomo té, pero solo del verde, me lo recomendaron para la salud y bajar de peso, está bien rico. Yo: ahh que bien! de cuál tomas?*
     
  5. No tiene suficiente factor levantamuertos (o el equivalente del efecto de la cafeína). (Have you tried black tea w/out milk?)
Lo que creo yo, es que a todos beneficiaría tener a la mano opciones sin azúcar (independientemente de los beneficios nutricionales de los diferentes tipos de tés o tisanas), o que el té aumentara su presencia entre la población en general.
Razones por las que creo yo que el té como bebida no es una opción para la mayoría de las personas (incluyéndome en su tiempo).
  1. Las personas normales rara vez tienen la opción en el mercado, hablando de té que no tengan que infusionar ellos (ver puntos anteriores).
  2. A todo lo calentado o hervido en agua le llaman té. Hasta el caldo de pollo es té en veces.
  3. Para tomar té debes de estar enfermo (refieriéndose al té medicinal).
  4. Porque no lo venden en formato de 3 litros en los refrigeradores del Oxxo (chiste malo refiréndose a la soda).
  5. No conocen a nadie que lo tome regularmente, no les llama la atención o simplemente no les ha gustado.
  6. Lo comparan al café y no toman nada que no sea café.
  7. Razones obvias: nunca ha sido parte de nuestra cultura, salvo en formato medicinal.
Estoy abriendo un diálogo generalizado y cómico sobre tomar y disfrutar el té en sus cientos de presentaciones. Por ejemplo, a mi no me gusta el café y es algo enteramente personal, tengo mis razones chistosas y otros tienen derecho a preguntarme.

¿A tí te gusta el té? ¿Por qué tomas o no tomas té? ¿Algo que quieras agregar?

* Información nutricional de Fuze tea 600ml
Información nutricional de Fuze Tea de 600ml (48gr es igual a 12 cucharaditas)

26 enero 2018

RAMBLE


Tengo que escribir, es de mis sueños de juventud más grandes.
No escribo porque tengo miedo a la autocrítica, al juicio propio y a la falsa idea de profesionalidad que también me impide dibujar, diseñar o hacer cualquier cosa libremente.
No quiero escribir con un motivo profesional, quiero escribir para desarrollarme, para explorar ideas, para voltear atrás y decir que mi mente ha mejorado, ha cambiado o ha explorado más las ideas que llevan años ahogándose en el anonimato.

Tengo que escribir sobre mis sueños apocalípticos de adolescencia, sobre los vínculos divertidos que encuentra uno entre disciplinas opuestas (ej. biología y arquitectura o política y biología? ja). Sobre lo que aprendo año con año de mis alumnos, sobre ideas que considero son geniales! (aunque quizás no lo sea), sobre mis diálogos con mis plantas, mis planes de tener pericos o del fin del mundo.

No pretendo escribir para nadie más. Escribiré para mi. Para ver cuánto se ha degradado mi gramática, mi comprensión lectora y mis ideas en todos estos años que le tuve miedo a mi blog, miedo a no hacer las cosas bien porque adoraba la perfección.

Este año estoy convencida de que tengo que HACER, HACER HACER y HACER. Eventualmente mejoraré y encontraré lo que aún no se que busco.


JAAA

ya.

29 julio 2017

Metáforas

La arquitectura moderna es abstracta, está compuesta de palabras, (si entendemos a la arquitectura como un lenguaje, paralelo al lenguaje escrito), palabras difíciles de leer por el público general. Cuando vemos un edificio raro, nuestro cerebro busca comparar su forma desconocida con objetos conocidos, es decir, creamos metáforas. Entre más extraña sea su forma, más metáforas creamos. Las metáforas dependerán de nuestra cultura y nuestros propios códigos visuales. Es decir, nuestro cerebro transforma esos signos (o palabras) visuales que no entendemos, en signos fáciles de asimilar y comprender.
El recurso de la metáfora también se utiliza para realizar críticas arquitectónicas, de contexto y pudieran llegar a ser despectivas. Las imágenes a continuación son una breve selección del grupo de Pensamiento arquitectónico contemporáneo de verano del 2017, como parte de un ejercicio que tiene como objetivo la observación, el humor y dar rienda suelta a la creatividad.
Esto como parte de la lectura “El lenguaje de la arquitectura posmoderna” de Charles Jencks. Tenemos ejemplos de metáforas locales y foráneas. ¿Cuántas mas se te pudieran ocurrir a ti?
Museo del trompo
Por Louise De La Torre
El museo del trompo. ¿Un ojo, una ventana, una cueva?
metáfora edificio mirador
Por Louise De La Torre
Edificio Mirador, una bolsa, ¿un montón de legos?
Cecut y Catedral de San Basilio
Por Uziel Islas
CECUT y Catedral de San Basilio
Edificio mex-chino Tijuana
Por Óscar Magaña Núñez
El edificio mex-chino en Tijuana, ¿tiene un peluquín de tridilosa? ¿es una máscara de luchador?
El Taihu Pearl- China Huzhou Sheraton Haikou Resort, ¿será una galleta de la fortuna? ¿un imán de herradura? una herradura de caballo?,

Metáforas tijuanenses
¿La torre mol será un pollito? ¿El palacio de gobierno un teclado?
Metáforas
Por Nestor Ruiz
El CECUT como Júpiter, el planeta entre las manos, ¿la panza de una mujer embarazada?
El Burj Al Arab,¿ un velero? ¿una plancha?, de hecho cuando me toca planchar, siempre recuerdo este edificio.
image
Por Zoe Gutiérrez
¿Una Pizza? ¿Una naranja?
image
Por Zoe Gutiérrez
La torre Gherkin será una nave espacial a punto de despegar? ¿Una bala? Pudiera ser también un biberón, un pepino, una decoración navideña…
Las metáforas en arquitectura es uno de varios recursos que tocaré en diferentes posts. Estoy por completar todos los créditos para las respectivas imágnes.
¡Gracias por leer!

Ilustraciones por:

  • Louise De La Torre
  • Uziel Islas
  • Zoe Gutiérrez
  • Oscar Magaña
  • Nestor Ruiz

25 julio 2017

Discrepancias casuales

Tengo tanto tiempo sin escribir en mi blog, sin embargo escribo en libretas, en mi bullet journal, en papeles sueltos, en mis cuadernos de dibujo. Decidí entonces escribir pensamientos concretos que rondan mi mente muy a menudo, que son importantes para mí a nivel personal.

Hoy por ejemplo me enojé tanto con nuestro abrelatas Zyliss, (que parece está diseñado solo para latas americanas, las cuales suelen tener un perfil más uniforme, en cambio cuando se usa en las mexicanas, como en latas de chipotle o la famosa lechera, los cuales tienen un perfil más ondulado o con curvas, fracasa en su totalidad) que dejé a medias el pay de calabaza que estaba preparando con cariño para mi esposo y salí a comprar uno nuevo, mexicano, sencillo y barato que funcionó de maravilla.
imageEl autor de mi frustración del día del pay.

21 julio 2017

Si la humanidad dependiera de mis habilidades agrícolas...

Si la humanidad dependiera de mis habilidades agrícolas al momento (como dirían mis amigos) no sobreviviríamos.

Así que acompáñeneme a ver esta triste historia sobre mis ajos.

En diciembre planté 5 dientes de ajo en una macetera que me regaló mi madre. A los días ya habían salido sus primeros brotes, mostrando un crecimiento constante hasta primavera.



Ajos en abril

Ajos en Junio

Eventualmente descubrí que había cometido mútiples pecados capitales en contra del buen proceso de plantación de ajos, según lo describe en este sitio: http://greyduckgarlic.com/How_to_Grow_Small_Garlic.html

Como por ejemplo:
  • La tierra estaba muy compacta, cuando los intenté sacar, tuve que poner algo de esfuerzo en remover la tierra de su alrededor, por lo tanto no pudieron crecer.
  • Los dientes de ajo originales eran pequeños.
  • Dejé crecer un árbolito misterioso y una planta trepadora en la misma maceta por pura curiosidad.
  • Usé ajo convencional? quizás eso fue malo también?
He aprendido mucho de mis fracasos en esto de la agricultura urbana, sin embargo son 100/0 fracasos sobre ganancias (si pudiera insertar emojis, serían emojis de risa).

En fin, estos fueron mis 5 bulbos de ajos resultantes después de 7 meses de incubación y cariño, los quiero mucho, intentaré comérmelos... dudo si pudiera llamarlos bulbos de ajo. Veamos esta escala:


Lo volveré a intentar en noviembre, uno de los requisitos de buenos ajos es que el clima esté frío durante su crecimiento inicial. 

Por el momento es todo, ¿Alguna experiencia similar con fracasos/lecciones en el jardín?